There is a specific version available for your country:

 

El Mah Jong. UN SOFÁ ICÓNICO

 

1971: Hans Hopfer imagina el Mah Jong

Pintor, escultor, diseñador...

Hans Hopfer ha diseñado sofás que se han convertido para muchos en ineludibles de las colecciones Roche Bobois.

Desde los años 70, su enfoque innovador y sin complejo de la comodidad y de la “gestión creativa del espacio” influyeron profundamente en la decoración interior.

En 1971 creó el Mah Jong, un sofá que reivindica una total libertad de forma y de función. A partir de tres elementos sencillos, yuxtapuestos o superpuestos, el Mah Jong permite todas las composiciones, de las más sencillas a las más complejas.

Se transforma en sillón, sofá, chaise longue, cama, espacio de vida, permite todas las posiciones y usos, reflejando así el entusiasmo y la vitalidad de la época.

 

El Mah Jong y los creadores

La moda italiana a la vez sofisticada y exuberante. Las rayas en zigzag se han convertido en icónicas, las telas refinadas alegres y floreadas, creadas para Roche Bobois, revisten, revelan y dan ritmo al Mah Jong que los lleva.

 

KENZO TAKADA

Para vestir el sofá Mah Jong, se inspiró en los kimonos antiguos del Teatro No en los que ha reinterpretado los patrones y colores, creando armonías que simbolizan los tres momentos del día: Asa (mañana), Hiru (mediodía), Yoru (noche).

MISSONI HOME

La moda italiana a la vez sofi sticada y exuberante. Las rayas en zigzag se han convertido en icónicas, las telas refinadas alegres y floreadas, creadas para Roche Bobois, revisten, revelan y dan ritmo al Mah Jong que los lleva.

JEAN PAUL GAULTIER

El modisto francés desvía con humor y talento sus propios códigos para revestir el Mah Jong. Lo reviste de sus emblemáticas rayas marineras, o lo “tatúa” de motivos poéticos y gráficos. Perturba las convenciones con creatividad, elegancia y sofisticación, como lo había hecho Hans Hopfer en 1971 diseñando el Mah Jong.

El Mah Jong, un “savoir faire” único

 

El Mah Jong, composición libre

El Mah Jong ha sido concebido para poder adaptar en libertad la forma a la función, permitiendo así poder cambiar según su voluntad “el paisaje” de un salón y ofrecer cada vez un nuevo punto de vista.
Se puede jugar con todas las composiciones, cambiar las alturas, pasar de uno a dos “pisos”, cambiar, si queremos, las funciones iniciales del sofá, para una gestión creativa del espacio hasta el infi nito.
Los 3 elementos de base del Mah Jong se superponen, se alinean y se juntan según las ganas. Asientos, respaldos rectos o de ángulo permiten jugar con las alturas y crear sofás de ángulo, sofás rectos, banquetas o camas supletorias.

 
 
 

 

 

 

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Consultando esta web, acepta la utilización de cookies con fines estadísticos y de mejora de su experiencia de navegación.